Cómo escribir una entrada de blog en 15 minutos

Una de las tareas más difíciles en un blog es crear contenido de calidad de manera constante. Temas hay muchos y muy variados pero cuesta encontrar un tema que quieras desarrollar y compaginarlo con el tiempo que puedes dedicarle.

Para lograr escribir contenido diario hay que tener un plan, aún así no esté plasmado por escrito, sobre lo que vas a escribir. Tener guardados algunos temas para cuando no tengas sobre qué escribir. Hablar de temas diferentes a la temática de tu blog o sitio web de vez en cuando. Escribir tu opinión sobre los temas de los que otros blogs hablan.

Muchos blogs nacen y mueren al poco tiempo de estar publicando. Cuando he visto que el que escribe pone particular entusiasmo y cuidado con su contenido y después lo veo morir al año me da un poco de pena. Porque si muere, es decir, ya no publica nada más, es porque no se alcanzó su meta.

Una vez tengas temas sobre los cuales escribir debes dedicar un tiempo específico para escribir. No vale dejarlo para más tarde. Más tarde no habrá tiempo. Debes dedicarle un espacio de tiempo específico durante el día. Y debes tomarte tiempo.

Mide el tiempo en que escribes. Cuando te sientas a escribir sobre un tema debes designarle un número específico de minutos. Este tiempo puede ser 5, 15 o 30 minutos. Si el post sale en ese tiempo, muy bien. Si no sale, es decir, no logras escribirlo durante el tiempo asignado, toma un descanso y vuelve a intentarlo después.

No hay una regla mágica para lograrlo. Lo que sí sucede es que mientras más escribes, la práctica te irá haciendo mejor. Podrás expresarte mejor y más rápido y podrás encontrar tu propio estilo para hablar de las cosas que te interesen.

Es una maratón, no una carrera. Debes tener claro que escribir textos es una maratón, no te puedes gastar totalmente en los primeros kilómetros porque no vas a llegar a la meta. Un ritmo apropiado y sostenible te llevará a la meta.