Siempre se puede ser un mal escritor


Algunas veces leo a gente quejándose de que fulanito o fulanita no debería llamarse a sí mismo escritor porque lo que escribe no es bueno -o lo suficientemente bueno-, como si la persona que se llama escritor significara algún tipo de amenaza para la buena literatura.

Los buenos escritores son muy pocos y sus obras perdurarán en el tiempo aunque venga cualquiera a colgarse el título de escritor.

Tal vez los que nos vemos amenazados somos los que no somos buenos sino más bien mediocres tirando a malos. Los nuevos quieren su cuota de atención y es probable que compita con nosotros.

Comentarios