Para qué escribir


Se escribe por vanidad o por dinero. El dinero por escribir es escaso, así que solo queda la vanidad. La vanidad puede ser un comentario en un blog, un like en una red social, un premio literario. Lo de escribir para sí mismo es una de las más grandes mentiras que existe si lo dice alguien que publica, y por publicar lo debemos entender en el sentido más amplio de la palabra: en un libro, en un blog, en una red social, en unas fotocopias.

Escribimos para que nos lea alguien más, de lo contrario no lo publicaríamos. Escribimos, eso sí, como nosotros creemos que se debe escribir, según nuestro propio concepto del hacer bien las cosas. En ese sentido sí escribimos para nosotros primero y luego para los demás. Al primer lector que queremos convencer es a nosotros mismos.

 Y la vanidad, por supuesto, hace que lo que nosotros o nuestros amigos escribimos nos parezca mejor y lo de los demás parezca peor.