El mercado de los sueños

La autoayuda más que motivar a veces empuja a perseguir los sueños. El asunto está en que los sueños si no tienen una base sobre la realidad, sueños son.

Si tú no tienes suficiente sentido del ritmo y un oído mínimo, no puedes soñar con ser miembro de la orquesta sinfónica. Si no tienes suficiente aptitud y disciplina no puedes soñar con ser el mejor violinista.

Tal vez es mejor proponerse objetivos realizables. Metas alcanzables. Y sobre todo disfrutar el trayecto porque aunque sean posibles y realizables no significa que los alcanzarás o simplemente, que cambies de objetivo.

Comentarios